lunes, 24 de marzo de 2014

LA NOCHE, UN BUEN MOMENTO PARA PENSAR

El milagro de la vida nos viene dado y su misterio se escapa a nuestra capacidad de comprender. La vida está por encima de nosotros mismos y nadie puede apropiarse la vida de otro. Nunca una vida tiene dominio sobre otra, y menos la de la madre sobre la del hijo. Toda mujer que concibe es madre aunque decida no querer serlo. Lo es porque en su seno ha nacido una nueva vida.

Y una madre no puede matar a su hijo aunque tenga esa posibilidad, porque su vientre ha sido creado para dar vida no para matarla. Poder hacerlo no significa que tiene derecho sino que delinque y le quita la vida a su propio hijo. Ni su cuerpo es suyo, menos el de su hijo o hija.

Porque todo le ha sido dado para que sea administrado y dé frutos en bien y provecho de los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.