martes, 25 de marzo de 2014

LA NOCHE, UN BUEN MOMENTO PARA PENSAR

Decir sí es signo de compromiso y de esperanza. Porque cuando respondes con un sí estás diciendo que estás de acuerdo, que estás disponibles y que aceptas la voluntad del que te ha pedido ese sí comprometido. Decir sí es abrirse a la esperanza de una vida mejor.

María dijo "SÍ" a la Voluntad de Dios a pesar de que su voluntad no era esa y quedaba interrumpida por la llamada de Dios. Dejó en Manos de Dios su compromiso con José y arriesgó toda su vida poniéndola según la Voluntad de Dios. 

Y por ese "SÍ" abierto al Padre Dios, Jesús, el Hijo de Dios vivo, tomó Naturaleza Humana para acercar a todos los hombres al Padre Dios y revelarles su Amor por cada uno de nosotros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.