martes, 4 de marzo de 2014

LA NOCHE, UN BUEN MOMENTO PARA PENSAR

No es bueno hacer las cosas por interés, por lucimiento o porque te valoren y estimen. Las cosas deben hacerse por amor sin importar el interés, el lucimiento y la estima. Todo sería mejor así, porque reinaría la justicia, la verdad y la solidaridad.

Porque cuando se interpone el interés, el lucimiento o la estima e importancia nace la competencia y de ella brotan los enfrentamientos, las envidias, la rivalidad que encienden el odio y la venganza. Entonces aparece la injusticia, la mentira y la insolidaridad.

Será siempre mejor amar sin esperar nada a cambio, dándose en gratuidad y sin condiciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.