viernes, 18 de abril de 2014

LA NOCHE, UN BUEN MOMENTO PARA PENSAR

Alumbra mi camino Señor y dame la fuerza para poner todo mi ser, mi querer y obrar en tus benditas Manos. Para que Tú Señor muevas mi voluntad al soplo de tu Espíritu. Es lo que ardientemente quiere mi corazón por encima de todo, y me confío a Ti, Señor y Dios mío.

Mi vida sin Ti, Señor, está perdida y desorientada por mis debilidades, apegos, fragilidad... por la libertad que me has dado. No soy digno de Ti. Necesito tu Gracia para amar como Tú me propones, pues me siento débil para complacerte y cumplirlo por mis propias fuerzas.

Ten piedad de mí Señor porque soy un pobre pecador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.