viernes, 25 de abril de 2014

LA NOCHE, UN BUEN MOMENTO PARA PENSAR

Hay razones para creer, y creer es arriesgarse y abandonarse en las Manos del Señor. Tener fe es no estar seguro nunca, pero fiarse a pesar de eso. Eso es la fe, una apuesta por la Verdad, y esa es una de las razones para creer: Jesús siempre apuesta por la Verdad, la defiende y la proclama. Nadie ha podido oír una mentira en sus labios ni sus más inmediatos acusadores, incluso aquellos que se atrevieron a condenarle y crucificarle en la Cruz.

Pilato no halló culpa en Él y sólo el miedo a perder su poder, igual que los sumos sacerdotes, les movió a condenarlo y matarlo. Sin embargo, hay razones para creer que Jesús es el verdadero Hijo de Dios: a) Siempre dice la Verdad, y esa Verdad sintoniza con el corazón del hombre; b) Habla de libertad, de la única y verdadera libertad que libera al hombre de sus esclavitudes y vicios; c) Promete la felicidad eterna que nace del Amor como renuncia a sí mismo y entrega a los demás, y d) Nos descubre que eso es lo que todos los hombres buscamos...

Y muchas más que te hablan y anuncian de que tú, el hombre, estás hecho para amar y ser amado, y en ese binomio de amor se esconde lo que realmente buscas: la felicidad eterna en la presencia del Padre Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.