miércoles, 9 de abril de 2014

LA NOCHE, UN BUEN MOMENTO PARA PENSAR



El tic-tac del reloj parece lento. Esperar unos minutos se hace largo, sin embargo, la vida camina despacio pero sin pausa, y su tiempo aparentemente largo se hace corto y rápido. Una mirada hacia atrás nos hace darnos cuenta que el tiempo no camina tan despacio como pensamos.

Los recuerdos parecen lejanos, pero pronto todo ha pasado en un abrir y cerrar los ojos. Año tras año se ha ido cumpliendo lo que nos parecía imposible de alcanzar, y ahora, el momento, la realidad, es que nos descubrimos mayores y próximos a terminar el recorrido de nuestro camino. Es la hora de ver como hemos gastado nuestra vida, y de ofrecer nuestras miserias y pecados.

No habrá tiempo de corregirlos, pero sí, siempre tendremos la oportunidad de limpiarlos y arrepentirnos, porque el Amor de Dios es tan grande que su Misericordia es Infinita.

El Señor me sorprende y ante su grandeza me postro a sus pies. Gracia a eso, aunque no lo entiendo, confiado en su Amor,  duermo tranquilo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.