miércoles, 9 de julio de 2014

SOBRE EL ENVÍO


 

Nadie está apartado ni excluido de transmitir la Palabra de Dios. Y nadie lo está, porque todo bautizado queda configurado como sacerdote, profeta y rey, y ese compromiso le exige libremente dar testimonio de su fe. 

Pero es más, todos, incluso los no bautizados, han sido creados para amar, y es el amor lo que hace al hombre feliz, por lo que su vocación es amar. Y cuando ama transmite el Amor, porque su semejanza con Dios, su Creador,  le hace reflejarlo.

Por tanto, todos hemos sido enviados a proclamar la vida en el Amor de Dios. Quién no ama se frustra y se niega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.