domingo, 6 de julio de 2014

SOBRE LA CONFIANZA



En apariencia se pueden parecer, pero no son ni hermanas, ni primas, ni tienen parecido alguno. Mientras la confianza descubre esperanza y seguridad en una persona dando por seguro su existencia,  fe es la creencia sobre la existencia de alguien.

Puedes perder la fe y recobrarla, pero la confianza es algo muy difícil de recuperar. Pues perdida te resulta imposible volver a recuperarla. ¿Cómo podríamos confiar en el Señor si alguna de sus Palabras fuesen error? No cabe duda que la confianza es posterior a la fe.

Primero creemos, y luego intimamos, conocemos y adquirimos confianza con Aquel que sabemos que existe y tiene Palabra de Vida Eterna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.