sábado, 12 de julio de 2014

SOBRE LA SIEMBRA



Siembras para recoger, y, sabemos, que todo aquel que siembra, tarde o temprano, recogerá. Sin embargo, sabemos también que recogerás según hayas sembrado. De modo que, quien siembra perales recogerá peras, y así sucesivamente... A nadie se le ocurrirá sembrar manzanas para recoger uvas.

Se cae de maduro que para recoger amor habrá que sembrar amor. Y la semilla del amor no es una semilla que sólo recoge frutos, también recoge espinas y abrojos que ahogan y exigen renuncias. 

Quizás necesitamos pedir al Buen Sembrador esas semillas, que sólo Él posee y que nosotros buscamos cultivar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.