jueves, 3 de julio de 2014

SOBRE LOS ENFERMOS



Solamente buscará cura aquel que se considere enfermo. Es obvio que los sanos hasta se olvidan de solicitar curación, ya que consideran que no la necesitan. Sin embargo, hay una enfermedad, de mucha mayor importancia, que se esconde y no se suele advertir. Se necesita estar muy despierto, y bañado de mucha humildad, para reconocerse tocado y enfermo de este mal.

En ella nos va la verdadera vida. No la vida mundana, que simplemente es un tiempo, sino la Vida que continúa y sigue hasta la eternidad. Dependerá de estar enfermo o ser curado que nuestra verdadera Vida sea feliz y plena de gozo.

 Procede entonces buscar con bastante interés a ese Médico que cura nuestra mortal enfermedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.