martes, 30 de septiembre de 2014



Mientras no dejes tus propias ideas y vayas tomando en el camino las de Jesús, tu vida estará intoxicada por las ideologías propias del camino. Porque el mundo no piensa como Jesús y sus criterios estarán siempre manchados por el pecado.

Tú conversión y la mía consistirá en limpiarnos, por la Gracia del Espíritu Santo,de todas las inmundicias que este mundo y la cultura del tiempo que nos ha tocado vivir nos han intoxicado.

Para ello no estamos solos. Contamos con nuestra Madre la Iglesia que nos arropa y nos señala en el Espíritu de Dios, el camino de conversión y salvación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.