viernes, 5 de septiembre de 2014



Perdemos el norte cuando anteponemos a la dignidad del hombre otros intereses materiales o de cualquier índole. No hay nada superior al hombre, porque nuestro Padre Dios lo creo semejante a Él e hizo todas las cosas para su servicio y en su función.

Por lo tanto, es la Ley la que está al servicio del bien del hombre y no al revés. Así que una ley que atente contra la dignidad del hombre es una ley esclavizante y anti natural.

Porque el hombre es el rey de la creación, creado por amor y para reinar en la tierra según la Voluntad del Padre. Todo subordinado a su servicio y para su bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.