lunes, 20 de octubre de 2014



Cuando esperas a alguien te mantienes expectante y en vela. Estás en vela y atento cuando se anuncia estado de alerta, pues de sorprenderte la tormenta la amenaza de peligro es mayor. De la misma manera, no sólo debemos estar atento a nuestra vida, sino al momento de su hora.

Porque esa hora es el momento más glorioso e importante de nuestra vida, pues dependiendo de como la hayamos vivido y preparado, dependerá también el resultado final. Nos jugamos el gozo y la felicidad que tanto deseamos y hemos buscado.

Estar atento a ese atardecer de nuestra vida es lo más valioso e importante, porque en esa hora nos juzgarán del amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.