jueves, 27 de noviembre de 2014

 
 
Al movernos hemos decidido llegar a algún lugar. Puede ocurrir que no sepamos donde vamos, pero el hecho de movernos nos descubre que buscamos algo. No estar en movimiento significa permanecer parados, y parados no se llega a ningún lugar.

Buscamos siempre mejorar, pero lo buscamos partiendo de nosotros, y nosotros seres imperfectos no podremos buscar la perfección. Luego nuestros caminos son caminos limitados e imperfectos. Necesitamos levantar la mirada y confiar en la Palabra del Señor.

Porque sólo Él nos llevará al gozo y la alegría perfecta y eterna. Su promesa es firme: Vendrá a salvarnos y nos anuncia unas señales que nos previenen. Estemos atentos a su venida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.