viernes, 14 de noviembre de 2014





No tendría mucho sentido orar si pensamos que no somos escuchados. Así y todo, aquella pobre viuda no se dio por vencida e insistió hasta desfallecer. Y consiguió que aquel juez injusto le hiciera caso. ¿No crees que Dios sea un Padre justo?

Y piensas que si le pedimos, ¿no nos escuchas y nos atiende? El sentido común nos dice que así debe ser, pero nuestra fe no debe ser mucha cuando no insistimos siguiendo la lógica de nuestro sentido común. Posiblemente nuestro problema sea de fe.

Porque la insistencia es la prueba de que confiamos en que Dios nos responderá porque quiere salvarnos y darnos lo mejor para nuestro bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.