jueves, 6 de noviembre de 2014



Posiblemente cuando te ves acorralado reaccionas y te inventas o buscas salidas por donde sea. Pero la mayoría de las veces te acomodas y no te mueves hasta que te apuren o te sientas acorralado. De eso se aprovecha el diablo para tentarte e invitarte a seguir relajadamente confortable y no preocuparte por nada más.

Y gastamos nuestra vida inútilmente, porque sabemos que ese bienestar acabará pronto. Pero el sentirnos bien nos adormece y hasta nos paraliza. Y es más, nos embobece y nos deja ciegos. Sin darnos cuenta quedamos esclavizados y a su merced.

Se hace necesario reaccionar y activar nuestra razón. Necesitamos buscar la salida, pero una salida útil que nos proporcione la vida gozosa y eterna. ¿No lo crees así?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.