lunes, 3 de noviembre de 2014



Posiblemente has recibido muchas invitaciones en tu vida. Habrás aceptado muchas, pero quizás no habrás aceptado otras. Pero esta invitación que te hace Jesús de parte de su Padre no es una invitación cualquiera. Y no se puede rechazar por ningún motivo.

Entre otras cosas porque es la invitación de tu vida, lo que tú buscas y sólo lo podrás encontrar en ese Banquete. Quizás la hayas rechazado sin saberlo. Es cuestión de planteárselo y rebuscar que respuestas has dado. Porque de eso dependerá tu vida y tu felicidad.

Se trata de la única invitación irrechazable, porque lo que buscas y quieres está en esa fiesta. Deja todo lo que estés haciendo y corre, bien vestido, al Banquete.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.