lunes, 17 de noviembre de 2014




Puedes llevar el cartel de católico, e incluso de creyente católico, pero nunca lo serás si tu fe no se mezcla con tu vida y se hacen vida según la Palabra de Dios. Es entonces cuando tu cartel alumbra verdad y te señala como creyente católico.

Porque lo que te define no son las prácticas, ni tu piedad, ni siquiera tus oraciones y liturgia. Eso debe ser simplemente consecuencia de la necesidad de vivir tu fe y de pedir las fuerzas, luz y voluntad para poder llevarla a tu vida.

Porque la fe es un estilo de vida cuyo modelo es Jesús de Nazaret y donde en Él encontramos la Gracia y la capacidad para poder vivir según su Palabra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.