domingo, 14 de diciembre de 2014



Desde siempre el hombre ha buscado la justicia y la paz. Los primeros pueblos imponían sus leyes con la fuerza y el poder, pero siempre aplicando una criterios de justicia. Justicia que era violada por sus intereses egoístas, pues siempre enfrente de la ley estaba el pecado.

De cualquier forma, el hombre desde sus principios busca la verdad, lo justo y el derecho, aunque los ha trasgredido por su soberbia y pecados. Le cuesta reconocerse menos que el otro y la envidia los ha enfrentado a muerte.

Jesús nace para evitar eso, para revelar que el amor es lo único importante y lo único que puede matar al pecado y unir a los hombres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.