viernes, 23 de enero de 2015



El proceso lógico es que tú elijas a tu maestro. Cuando quieres seguir a alguien tú elijes a quien quieres seguir. Sin embargo, con Jesús no ocurre lo mismo. Es Él quien eliges a sus discípulos, al contrario de lo que solía ocurrir en su época y también ahora.

Jesús es el que llama e invita, no impone, a sus discípulos. Y a ti, en tu Bautismo, también te ha elegido y te ha regalado ese don de vivir en Él y seguirle. Pero, como ocurrió con sus discípulos, te deja la respuesta a tu libre albedrío.

Jesús te propone su Mensaje y su regalo de salvación. Te ofrece la Vida Eterna en plenitud. Te ha mirado y te ha invitado a seguirle. Tú, ahora, respondes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.