jueves, 22 de enero de 2015



No sigues a un fantasma, ni a un Personaje histórico, ni a una Persona extraordinaria. Sigues a Alguien que está vivo y con el que puedes hablar. Quizás creas que eso es de loco, pero Jesús vive, y cada día en la Eucaristía se hace presente.

Y, posiblemente, se le echen encima mucha gente que simplemente quieren tocarle con la esperanza de ser sanados. Igual, tú y yo buscamos o hacemos lo mismo. Pero lo verdaderamente importante es acercarse a Él para permanecer en Él y no dejarle más.

Porque Él es el verdadero Camino, la única Verdad y la Vida gozosa y Eterna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.