sábado, 17 de enero de 2015



Posiblemente pienses que contigo no va esto de ser llamado. Y eso descubre que, por ahora, no te sientes pecador, porque de experimentarlo pensarías que necesitas ser perdonado y buscarías perdón. Sólo el enfermo busca médico, y sólo el pecador busca perdón.

Y sólo Jesús puede perdonar. Ese fue el escándalo de los escribas y fariseos, que no creyeron en Jesús y su poder para perdonar los pecados. De creerlo tendrían que admitir que era el Hijo de Dios.

Y, por lo que se deduce, no parecía que les conviniese. Supongo que hoy sigue ocurriendo lo mismo. Y piensa que Jesús te llama para perdonarte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.