viernes, 13 de febrero de 2015



Muchos piensan que la solución está en tomar conciencia del consumo; otros que el mundo está superpoblado; otros las desigualdades... Y así tendríamos muchas opiniones. Y todas, creo, tienen parte de razón, pero ninguna es la solución.

En mi opinión creo que la que más se acerca a la solución es la de renovar el corazón del hombre, y convertirlo de un corazón egoísta y duro, en un corazón solidario y generoso. 

Supongo que si los hombres se esfuerzan en amarse, cuidarían el mundo mejor y habría lo suficiente para todos. Creo que es cuestión de amar. Y mañana celebramos el día del amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.