jueves, 26 de febrero de 2015



Todos hemos experimentados alguna vez la necesidad de pedir. Y todos también hemos recibido, al menos la vida y los cuidados hasta poder depender por nosotros mismos. La familia es la cuna que nos ha regalado con sus cuidados y amor nuestro existir.

Pero, por encima de la familia, la vida ha sido creada por Dios, y transmitida con cooperación del hombre y la mujer. Esa vida que ahora el hombre quiere dirigir e interrumpir cuando crea conveniente. Como si le perteneciera.

Nadie tiene derecho sobre su propia vida, y menos sobre la vida de los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.