miércoles, 25 de febrero de 2015



Da gran confianza tener a alguien por encima de nosotros al que le podamos pedir todo lo que nosotros no podamos conseguir. También es un misterio, pero la fe y, sobre todo, la confianza nos anima a pedir y a pensar que nos escucha y nos concede lo que pedimos.

Sobre todo si no es una petición egoísta sino buscando el bien común, la justicia y la paz. Y la experiencia nos anima a ello, porque a lo largo de nuestra vida experimentamos como la Mano del Señor se ha cuidado de nosotros.

Hay muchas cosas en mi vida que así lo parecen, ¿por qué no pensar que el Señor atiende nuestras peticiones? Al menos yo lo creo así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.