jueves, 19 de marzo de 2015




No es fácil ser padre, porque un padre debe vivir en actitud de comprensión y perdón. Y, sobre todo, de paciencia, porque la paciencia se convierte a veces en la mejor aliada.

Saber esperar con paciencia las incomprensiones de los hijos y estar dispuesto a perdonarlos es seguir la actitud que nuestro Padre del Cielo tiene con cada uno de nosotros.


Quizás sea ese el principal mensaje que podemos recibir tanto de san José como padre y de Jesús como hijo: Hacer la Voluntad del Padre Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.