lunes, 9 de marzo de 2015



No hay ninguna duda que perdonar se hace duro. Lo sabemos y desde el criterio humano es imposible perdonar. Pero se trata de un mandato del Señor, el Mandamiento del Amor, y el Señor no nos puede mandar cosas imposible.

Así que injertados en él podemos lograrlo. Si Él nos lo ha propuesto es porque podemos, contando con su Gracia, lograrlo. No obstante, lo que cuesta es lo que realmente vale.

La vida tiene dos camino, el camino del perdón, que nos libera y salva, y el camino de la muerte que nos esclaviza de la venganza y el odio y nos condena. Escogemos el primero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.