martes, 28 de abril de 2015



No se trata de que no se nos haya revelado, sino de que no le creemos. Tampoco creeríamos si viésemos a un muerto resucitado. Porque no somos diferentes a sus contemporáneos, y muchos de ellos no le creyeron.

Tampoco se trata de que nos obligue a creer, porque entonces no tendría sentido ser libre. Son opciones que cada cual debe elegir después de escucharle y conocerle.


Pero, para eso debemos tratar de oírle, conocerle y escuchar que es lo que dice y hace. Porque con su Vida nos da verdadero testimonio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.