lunes, 20 de abril de 2015



Sin darnos cuenta el diablo está tratando de confundirnos. El hecho de exigirnos hasta el punto de que no vemos progreso y nos desanimamos, es posiblemente su acción.

Quiere que experimentemos como imposible el seguir al Señor y que nos rindamos a lo que nos ofrece el mundo: placer, comodidades y riquezas.

No perdamos nunca la esperanza. La esperanza de perseverar, porque el Señor ve nuestras intenciones y si son buenas nos fortalecerá y protegerá. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.