domingo, 19 de abril de 2015



Vivimos desencarnados del hecho de la Resurrección, porque experimentarla significaría vivir en la esperanza de que la vida, a pesar de las penurias a las que estamos sometidos, es la mayor hermosura para alcanzar la verdadera Vida Eterna y gozosa.

Experimentar que Jesús ha Resucitado es experimentar que hemos alcanzado esa Vida, porque Él ha muerto para dárnosla.

Realmente, creerlo es adecuar nuestra vida a esa fe que Jesús nos pide y con la que nuestro éxito será seguro. ¡Verdaderamente el Señor ha Resucitado!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.