lunes, 11 de mayo de 2015



La cuestión no es amar al Señor, porque quizás no estamos capacitados para eso, sino dejarnos amar por Él, que nos amó primero y nos buscas inmerecidamente y sin condiciones para amarnos hasta entregar la vida de su Hijo por todos nosotros.

Sería mejor esforzarnos más que en amarle, dejarnos amar por Él. Porque es Él quien transforma y cambia nuestro corazón.

Mejor concluir en decir, en lugar de amar, dejarnos amar, porque es el Señor quien nos ha elegido y nos ama primero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.