domingo, 24 de mayo de 2015



La palabra es la primera piedra para construir un edificio, pero con ella sólo se inicia la idea. Se necesitan obras que la sedimenten y la consoliden, y la haga veraz y realidad.

Cuando la idea se queda solo en la palabra, se difumina y derrumba, y la palabra pierde notoriedad y credibilidad. Hace falta que las obras den respuesta y la confirmen.

Al final, la palabra necesita de obras, porque obras son amores y no buenas razones.
            

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.