sábado, 16 de mayo de 2015



Se ha terminado el tiempo de consignas y últimas recomendaciones. El Señor asciende a los cielos, a la derecha del Padre.

Pero antes, deja muy claro que aquel que crea y se bautice se salvará, pero el que se resista a creer será condenado. No hay término medio.

Y nos promete su ayuda y asistencia en la tarea de proclamar y anunciar el Evangelio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.