viernes, 15 de mayo de 2015




Sorprende que, a pesar de tantas tentaciones, el hombre persevere en hacer el bien. No está el mundo tan mal cuando podía estar peor.

Se nota la Mano del Espíritu Santo, que inspira al hombre para que haga el bien, y que, el mismo hombre descubre que lo desea.

Ocurre que a pesar de querer hacer el bien, hay momentos que el mal nos puede y nos somete. Y hacemos lo que no queremos hacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.