martes, 19 de mayo de 2015



Verdaderamente estamos ciegos, porque teniendo la promesa de vida eterna, creemos más a lo que nos ofrece y dice este mundo que lo que nos dice Jesús Resucitado.

Porque, si Él ha Resucitado, es evidente que su Palabra es Verdadera y tiene poder para resucitarnos a nosotros también. Y todo lo acontecido prueba que Jesús ha Resucitado.


Sería imposible demostrar que es mentira o que no ha resucitado. Por el contrario, hay testigos que afirman haberle visto. Tiene más sentido común fiarse de los testigos, que son muchos y que no les suponen sacar ningún interés material aquí en la tierra. Es más con su declaración la han perdido para ganar la Verdadera en el Cielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.