miércoles, 20 de mayo de 2015



Jesús nos advierte de los peligros. Él ha sido perseguido hasta ser condenado injustamente, y nos previene que nos ocurrirá lo mismo a nosotros. Y como perdonó Él también nos tocará a nosotros perdonar.

La Verdad será siempre atacada por los que quieren vivir en la mentira. El egoísmo prefiere la mentira porque así puede inclinar la balanza según sus intereses. Y esto será inevitable.


Los creyentes en Jesús son perseguidos. Lo fueron ayer y lo son hoy. Posiblemente nuestro camino conduce al martirio, pero, precisamente, de él nace la verdadera alegría, el gozo y la paz eterna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.