jueves, 4 de junio de 2015




¿Cómo podrás saber si tú eres bueno? Sólo puedes comprobarlo en relación con otro, y sirviéndole. Así, cuando tienes la oportunidad de ayudarle o mejorar su situación, tú descubres que le estás amando. 

Eso es simplemente amar, el compromiso de servir. No tienes que sentir deseos, emoción o satisfacción. Simplemente experimentas que te invade la paz cuando haces el bien. Claro, te emocionas, sientes deseos y satisfacción porque tu corazón rebosa de alegría.

Experimentas que obedeces a lo que está escrito dentro de tu corazón, y descubres que eso es lo que deseabas y querías.  Cuando logras hacerlo, eres feliz, pero cuando te dejas vencer por tus malas inclinaciones, te entristeces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.