miércoles, 10 de junio de 2015



Experimentas que no te puedes callar cuando te sucede algo bueno. Sientes el deseo de llamar a tus mejores amigos y compartir con ellos esa alegría del premio u objetivo que has conseguido.

Y advertimos que a todos nos sucede igual. El ser humano no puede guardar aquello que siente es bueno también para los otros. Y lo proclama con alegría y deseos de que otros también lo disfruten y gocen.

¿Cómo no, entonces, vas a dejar de proclamar la Buena Noticia de salvación? Experimentas que sientes el deseo de proclamarla y lo haces porque tienes el deber y la responsabilidad de que otros la conozcan por ti. Ahora, hazlo con la vida y sólo utiliza la palabra cuando haga falta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.