sábado, 6 de junio de 2015



No puedes seguir a Jesús desde tu propia naturaleza y sólo con tus fuerzas. Se ha quedado para eso, porque, de no ser necesario no se hubiese quedado.

Le necesitas para con su alimento espiritual encontrar luz, camino y sabiduría para seguir sus huellas y enseñanzas. En Él todo es posible, porque Él todo lo puede.

Y cuenta contigo. No es un Dios que solo te espera, sino que te tiende su Mano para caminar contigo y comprometerse a, con tu disponibilidad y libertad, superar todos los obstáculos y tentaciones que se presenten.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.