viernes, 17 de julio de 2015



A veces se pone más énfasis en la norma y cumplimiento que en el bien de la persona. No es fácil priorizar lo que corresponde atender primero, porque entran en juego las apetencias, pasiones y nuestras debilidades.

Sin embargo, Jesús nos enseña claramente donde debe estar la prioridad. Llama hipócritas a aquellos que ponen el sábado anterior al bien del hombre, y en parábolas como la del samaritano deja al descubierto la hipocresía del que prioriza el cumplimiento al amor.

La cuestión es que tú debes elegir entre tu conciencia, que te dices que la persona es lo primero, o la ley que te pone normas y cumplimientos que te impiden a veces amar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.