jueves, 2 de julio de 2015



Muchos vieron las obras de Jesús, y muchos creyeron, pero otros no. Posiblemente hoy sucede lo mismo, muchos creen y otros no viendo nada se abren a la fe en el Señor.

La fe es un don de Dios, pero un don que despierta nuestra curiosidad y nos pone en movimiento y búsqueda. Un don que podemos rechazar y experimentar indiferencia e incredulidad ante él.

Porque no podemos comprar la fe, pero si podemos con nuestra voluntad y libertad pedirla y buscarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.