domingo, 2 de agosto de 2015



La verdad no se presenta con seducciones ni apariencias. Se muestra tal es y presenta su única cara, la que tiene. No miente sino da lo que tiene.

Puedes aceptarla o no, pero eres tú quien decides dar el paso. Tuya será la responsabilidad aunque te hayas dejado influir por otro. Porque se trata de tu libertad que sólo tú mueves.

No trates de justificarte ni engañarte, porque tienes lo necesario para saber elegir. En lo más profundo de tu corazón hay luz para saber distinguir el bien del mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.