lunes, 3 de agosto de 2015




Cuando nos ofrecen algo gratis nos parece extraño. Extraño hasta el punto de pensar que trae segunda intenciones. Porque nadie da nada gratis.

Por eso se hace complicado llevar a la vida el Mensaje de Jesús. Darse gratuitamente y por amor, sin pedir nada a cambio resulta extraño.

Y tan extraño que te tachan de loco o amigo de lo imposible. En esta vida todo lo que se da tiene un precio, incluso hasta en las familias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.