lunes, 24 de agosto de 2015



La vida sin amor deja de ser vida, y se convierte en una carrera sin sentido. Ocurre que cuando eres tú el que se amas, sucede tres cuarto lo mismo, porque amarse uno mismo es egoísmo. Y eso impide que seas feliz.

Nada te deja satisfecho porque siempre quieres ser el primero y tener más. Saltas de flor en flor buscando siempre lo mejor para ti, y nunca quedas satisfecho.

Sólo, cuando dejas de pensar en ti y te entregas a los demás, descubres el verdadero sentido de la vida. Porque dando es cuando recibes. Recibes el gozo de saber que has dado tu felicidad por aliviar a otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.