martes, 22 de septiembre de 2015




Hay muchos intereses que, por ser intereses, valga la redundancia, tratan de defender su mentira y ocultar la verdad. Eso te lleva a la demagogia o al arte de persuadir y convencer.

Tus esfuerzos coinciden en hacer ver al otro que lo blanco puede ser no tan blanco y hasta llegar a transformarse en negro. Un ejemplo puede ser las inminentes elecciones catalanas. Se vende la separación, pero todos sabemos que separarse no es bueno  ni aconsejable.

Sobre todo cuando al separarte debilitas tus fuerzas económicas y de poder. Nadie querrá ser más débil. Es de sentido común. Otra cosa es que tu soberbia te impida ver el camino con claridad y verdad, y que trates de buscar lo mejor para los demás y no tu propio interés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.