lunes, 14 de septiembre de 2015



La única fuerza que deja el corazón del hombre en paz y tranquilo es el amor. En el amor el hombre encuentra sosiego y descansa.

Por eso, sólo una Muerte de Cruz por quién podía pagar un precio infinito como rescate de todos los hombres, era la única salvación.


Y Jesús, libremente aceptando la Voluntad al Padre, se entrega voluntariamente a una muerte de Cruz para la salvación y redención de todos los hombres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.