viernes, 23 de octubre de 2015



Los tiempos cambian en función de las culturas y la ciencia. Hoy no se vive como en mi juventud, y muchas cosas que en aquellos momentos no se permitían, hoy se permiten.

Sin embargo, la Palabra de Dios no cambia, porque Dios es Inmutable y no puede equivocarse. Por lo tanto, no puede decir una cosa hoy, y otra diferente o que la contradiga mañana.

Es posible que el hombre vaya descubriendo nuevos aspecto que no había llegado a ver, y lo que ayer le bastaba, hoy descubre que contiene mayor exigencia y compromiso. Eso sólo viene a demostrar que el Espíritu está vivo e ilumina el camino hacia la Verdad Absoluta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.