martes, 6 de octubre de 2015



¿Qué nos ocurre para no darnos cuenta que la vida por la que apostamos, la de este mundo no es plena y, es caduca? ¿Acaso somos tontos? ¿Acaso estamos ciegos?

Posiblemente no creemos en la trascendencia. Hemos perdido la fe y nos parecen cuentos de hadas todo los que nos habla de Dios y de su Hijo Jesús. Sin embargo, nadie puede demostrar que lo que dice Jesús es un cuento, porque su lógica y sentido común se identifica con lo que escondemos en nuestro corazón y todos deseamos.

Pero lo fundamental es que tú no puedes demostrar que Jesús no ha resucitado. Quizás yo tampoco, pero si te puedo aportar muchas razones y pruebas que demuestran que Jesús vive entre nosotros. Luego, claro, necesitarás la fe para creer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.