miércoles, 25 de noviembre de 2015



El amor es un compromiso. Nada que se parezca a un sentimiento, emoción o afecto, aunque en su sustancia haya fragmentos de eso. Porque tú amor no puede estar dominado por un sentimiento o emoción. No seríamos libre, pues estaríamos sometido a las emociones o sentimientos.

Cuando realmente quieres, te comprometes. En el compromiso está la belleza y la seguridad del verdadero amor. Ese compromiso está por encima de cualquier sentimiento o emoción, y se funda en la verdad. No puede haber compromiso en la mentira, porque se contradice y se autodestruye.

Una mentira no sostiene un compromiso, porque queda roto por la misma mentira. Un amor no puede ser mentiroso, porque inmediatamente deja de ser amor. El amor siempre vive, porque el compromiso cuando vive en la verdad es eterno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.