lunes, 30 de noviembre de 2015



En la vida hay momentos que no son gozosos. Sobre todo cuando experimentas que no has hecho lo que sientes que debías haber hecho. Y te apena ver la tristeza en los que sufren las consecuencias.

Y esa tristeza te angustia y te pone mal. Sólo te queda la esperanza de experimentar la Misericordia de Dios, que te ama y te anima a seguir en el camino en paz y con alegría y con la actitud de mejorar y hacer el bien.

Pronto descubres y experimentas que la vida sólo tiene verdadero sentido cuando es vivida desde la confianza y la esperanza en Xto. Jesús. Sin Él la alegría no es verdadera alegría, sino un efímero espejismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.